domingo, 17 de mayo de 2015

MASTERIZAR O NO MASTERIZAR PARA VINILO

Siempre que recibimos un nuevo trabajo preguntamos al cliente si las canciones están o no marterizadas para vinilo. Es algo que nos preocupa porque este proceso es determinante para la calidad final del disco.

Aproximadamente un 90% de las veces que hacemos esta pregunta el cliente no dice que si, que el disco ha sido masterizado para vinilo, pero la realidad es que los trabajos que 
nos llegan preparados técnicamente para cortar en vinilo no llega a la mitad. 

El cliente quizá por desconocimiento da por supuesto que el trabajo que nos manda está realmente preparado para ser cortado en vinilo, cree que hacer un master "estándar" es suficiente. También es posible que simplemente lo desconozca porque es la compañía discográfica y da por hecho que el proceso ha sido realizado, o quizá el cliente o la compañía estén tratando de ahorrarse el importe de este proceso, todo es posible :)

Lo cierto es que hay una gran diferencia entre un master "al uso", lo que en algunos estudios se ofrece como "finalización" del disco y que muchas veces está incluido en el presupuesto de grabación y mezcla, y lo que es un master para vinilo.

El vinilo como tal es un formato que se "traga" lo que le eches. Sea lo que sea lo que nos mandes terminará sonando, pero la diferencia es enorme si esas canciones han sido tratadas correctamente para ser cortadas en vinilo. 

Para masterizar en vinilo primero tienes que entender que vas a pasar de un formato digital a un formato físico, un plástico, y ese formato tiene unas reglas FÍSICAS muy concretas. Conocer estas reglas profundamente hace que un vinilo pueda sonar realmente diferente. 

Con estas reglas se intenta acercar el sonido del vinilo lo máximo posible al sonido original de tus archivos digitales. Conseguir esto al 100% es realmente imposible, siempre sonará diferente, pero un buen master para vinilo no sólo lo acercará si no que además conseguiremos ese efecto deseado, ese sonido tan cálido que tanto nos gusta y que nos produce la sensación que el sonido de esas mismas canciones en vinilo suena mejor que incluso los archivos originales en digital.

Nuestra experiencia avala el sonido al que podemos llegar con tu disco, además trabajamos íntimamente con el ingeniero que cortará tu disco en la fábrica, esto es algo que pocos estudios de grabación pueden pueden ofrecer, un ingeniero de mastering que conoce profundamente el trabajo de corte del ingeniero que pasará tus canciones de digital a los surcos finales de tu disco.

Como muchos ya sabéis nuestro método de fabricación de vinilo es Lacquer Mastering. Este es un proceso que obtiene unos surcos muchos más profundos que el Direct Metal Mastering y por lo tanto los discos fabricados con usando Lacquer Mastering sonarán no sólo con más volumen si no también más dinámicos y más calientes. 

Si a esto le sumas un buen proceso de mastering para vinilo la diferencia puede ser enorme.

Hay muchos grupos e incluso compañías que invierten una fortuna en la sala de grabación pero no reservan un presupuesto para este proceso y es un grave error ya que en una gran parte el sonido final del disco depende de este proceso final. El error es mayor cuando ni siquiera existirá un CD o descarga digital ya que el vinilo será el único soporte final de ese trabajo, algo que ocurre muy a menudo últimamente. 

Un disco grabado y mezclado de una forma regular puede llegar a sonar muy bien con un proceso de mastering adecuado. Un disco grabado y mezclado de forma excelente sonará bien en el vinilo pero nunca sonará como debería sin un buen proceso de mastering para vinilo.

Como podéis ver nuestros precios son para no pensarlo.
Para más información puedes escribirnos aquí:
o bien consultar nuestro apartado de mastering para vinilo.



TARIFA DE PRECIOS | MASTERING PARA VINILO

1 Track              48€

2 - 3 Tracks        25€ por track

3 - 6 Tracks        23€ por track

7 - 10 Tracks      21€ por track

11 - 14 o más  19€ por track